jueves, 6 de septiembre de 2007

El Fotomontaje







Itzel Rodríguez Mortellaro

El fotomontaje es la técnica fotográfica que forma la composición de una sola imagen a partir de la reunión de dos o más fotografías. Ahora se tiende a definir como los procedimientos fotográficos —con técnicas de laboratorio como positivar uno o más negativos o, bien, mediante tecnología digital—, más que el hecho de recortar y volver a ensamblar fotografías, como se hacía en los primeros fotomontajes artísticos creados por los dadaístas berlineses. En el siglo XX, el fotomontaje dio un giro radical a una de las características principales de la fotografía: la ilusión de realidad, pues fabricó escenas ficticias hechas a partir de “pedazos de realidad”. El fotomontaje hace evidente cómo la fotografía es susceptible de ser manipulada para reorganizar o desorganizar la realidad.

A continuación se presenta una visión panorámica de los orígenes históricos del fotomontaje como expresión artística y como medio de comunicación, en Europa y en México.

Fotomontajes en el siglo XIX

daguerroLa manipulación de fotografías es tan antigua como la fotografía misma. En los libros sobre fotografía del siglo XIX se habla con entusiasmo de “divertimentos fotográficos” que se lograban retocando fotografías, o a partir de la doble exposición de negativos, de “fotografías de espíritus” (generalmente resultaban por un mal lavado de una vieja placa), de doble impresión, de impresión directa de objetos en placas fotográficas y de fotografías compuestas. Recortar y pegar varias imágenes fotográficas solía formar parte del universo de los pasatiempos populares. Existen infinidad de postales cómicas, álbumes de fotografías, pantallas y recuerdos militares realizados según la técnica que ahora llamamos “fotomontaje”.

La combinación de fotografías y negativos fotográficos también se practicó en el contexto de las bellas artes. En el siglo XIX se acostumbraba utilizar una impresión combinada como método para añadir figuras a una fotografía de paisaje, o bien para imprimir un cielo diferente. Además se utilizó esta técnica para subsanar —muchas veces con la ayuda de la pintura— los defectos y las limitaciones de los métodos fotográficos de la época.


Nace el fotomontaje como arte: Dadá

El arte del fotomontaje empezó en Europa justo después de la Primera Guerra Mundial. El término fotomontaje se inventó en el grupo Dadá de Berlín, en Alemania. Mucho del trabajo dadaísta fue colaborativo, así que varios miembros de este grupo reclaman la atribución de la palabra fotomontaje. La versión oficial es que cinco exponentes de Dadá trabajaron la nueva forma de montaje fotográfico entre 1916 y 1918: John Heartfield, George Grosz, Hannah Höch, Raoul Hausmann y Johannes Baader.

johnEl grupo de artistas dadaístas berlineses buscaba nuevas formas de expresión, una que tuviera más significado que la abstracción pero que no fuera el uso de formas tradicionales de pintura y que fuera distinto del collage cubista. El principio del fotomontaje y del collage es el mismo: la superposición o el enlace de varias imágenes opuestas dentro de un mismo plano; sin embargo, los medios son otros. El collage emplea elementos extraídos de libros de grabados y añade a la obra objetos reales, mientras que el fotomontaje es una manipulación de la realidad a través de la fotografía. En el contexto del collage cubista y futurista se encuentran ejemplos aislados del uso de fotografías. Para los dadaístas, las fotografías o fragmentos fotográficos se convirtieron en los principales materiales que estructuraban sus obras. Pegaban fotografías junto a recortes de periódicos y revistas, tipografías y dibujos para formar imágenes caóticas y provocadoras por su brutal desmembramiento de la realidad.

“Montage” en alemán significa “línea de ensamblaje” y “monteur” significa “mecánico” o “ingeniero”. John Heartfield es el más reconocido artista del montaje fotográfico. Solía trabajar vestido con un overol de obrero y era conocido como Monteur Heartfield, en reconocimiento a su actitud hacia el arte. Hanna Höche, quien también producía fotomontajes, dijo: “Nuestro único propósito era integrar objetos del mundo de las máquinas y la industria en el mundo del arte”. La yuxtaposición de lo humano y lo mecánico fue un tema recurrente en los montajes de los dadaístas berlineses. Después de todo, la fotografía se reconoce como un arte donde predominan el uso de máquinas y técnicas mecánicas. El fotomontaje pertenecía al mundo tecnológico, al mundo de la comunicación de masas y de la reproducción fotomecánica y esas características interesaron especialmente a los dadaístas.

Muchos de los primeros montajes de Dadá se usaron como portadas e ilustraciones de revistas y manifiestos del movimiento. Su estilo era anárquico y usaban elementos yuxtapuestos que asemejaban una página de periódico. A partir de estos experimentos iniciales, las mayores figuras del fotomontaje Dadá emergieron con estilos y propósitos diversos.


alexanderEl fotomontaje en el constructivismo ruso

En el ámbito del constructivismo ruso, Alexander Rodchenko y El Lissitzky realizan creaciones pseudo-fotográficas. También hacen fotomontajes Gustav Klutsis y Serguéi Senkin. Rodchenko hizo una serie de fotomontajes para ilustrar el poema de Maiakovski Sobre esto, de 1923. Muchos de los fotomontajes rusos se destinaron a transmitir un mensaje político y renovador a través de la prensa escrita. Entre los rusos, esta forma de expresión fue bautizada con el nombre de "Poligrafía”, que implicaba la fusión entre fotografía, collage, diseño y tipografía, pasado todo ello por el tamiz de la fotomecánica.

Los constructivistas rusos apreciaron el fotomontaje por razones parecidas a los dadaístas berlineses. Los rusos sentían la necesidad de alejarse de las limitaciones de la abstracción, el estilo dominante del arte de vanguardia, sin tener que volver por ello a la pintura figurativa.

Usos políticos del fotomontaje

Desde 1923 hasta entrada la década de 1930, los usos del fotomontaje se extendieron rápidamente al campo adolfde la publicidad y de la propaganda política: carteles, portadas de libros, postales, ilustraciones de revistas y libros e instalaciones expositivas. La combinación de fotomontaje y las nuevas técnicas tipográficas se materializó en diseños audaces, simples y llamativos. El fotomontaje político tiene un efecto poderoso porque los objetos que muestra son reales.

En los decenios que precedieron al estallido de la Segunda Guerra Mundial, el fotomontaje fue cada vez más utilizado por todas las fuerzas políticas de Europa y Rusia. Durante la Guerra Civil Española, tanto el bando franquista como el republicano realizaron carteles con montajes fotográficos y en la Italia fascista de Mussolini también se recurrió de manera generalizada al fotomontaje. También aparece el foto-collage, una mezcla de fotografía y collage, donde se mezcla dibujo y fotografía para hacer sobre todo carteles publicitarios. Sin embargo, el fotomontaje está más relacionado con la izquierda política. En la Unión Soviética se usó intensivamente enfocándose a la tarea de informar y persuadir al pueblo, especialmente efectiva en un país cuya población no estaba unida por una misma lengua, ni del todo alfabetizada.

Uno de los más importantes “fotomontadores” de la izquierda política durante estos años fue el dadaísta John Heartfield, quien hizo obras contra la República de Weimar y luego para registrar el terrible ascenso del fascismo y la dictadura de Hitler. Heartfield trabajó para la prensa comunista alemana pero tuvo que abandonar su país en 1933 y siguió trabajando desde Praga y luego desde Londres.


..Itzel Rodríguez Mortellaro

maxLos mundos mágicos de los surrealistas

El fotomontaje también puede perturbar nuestra percepción del mundo y crear imágenes maravillosas. Mediante la yuxtaposición de elementos entre sí de naturaleza extraña se crean realidades distintas, paisajes alucinantes y cuando los objetos se trasladan a un nuevo contexto resultan enigmáticos. Hubo muchas postales a principios del siglo XX que recurrían al fotomontaje para conseguir efectos perturbadores, como la distorsión de la escala. Max Ernst fue de los primeros artistas en explorar el poder desorientador de las imágenes fotográficas combinadas, así como las posibilidades de realizar transformaciones maravillosas de objetos, cuerpos y paisajes. Las obras de Ernst anuncian el surrealismo. También trabajaron en este sentido artistas como Man Ray, René Magritte y Albert Valentin. Los surrealistas André Bretón y Paul Éluard apreciaron el fotomontaje porque les permitía mostrar el mundo desde una perspectiva simbólica.

El fotomontaje en la segunda mitad del siglo XX

Hacia la segunda mitad del siglo XX hubo un renacimiento del fotomontaje. Varios klausde los artistas relacionados con el Pop Art (como Eduardo Paolozzi y Richard Hamilton) usaban fotografías de revistas y texto para mostrar sus propuestas. En esta época, en respuesta al incremento en la popularidad del arte, los publicistas empezaron a producir fotomontajes, una línea que continúa hasta nuestros días.

El siguiente gran renacimiento del fotomontaje en Europa está conectado con los movimientos antinucleares de la década de los ochenta. Mucha de la imaginería de esta época fue diseñada para usarse en manifestaciones, sobre todo aprovechando sus posibilidades como medio gráfico de comunicación. Los artistas que se destacan en este periodo son Klaus Staeck, un artista político que también es abogado, político y publicista y que por más de treinta años ha realizado carteles, postales, estampas y volantes que hablan de la libertad de expresión, la paz, el medio ambiente, la pobreza. Otro artista es el inglés Peter Kennard, que se dedica sobre todo a hacer imágenes en contra del belicismo y denunciando la pobreza en el mundo.

En el terreno de la publicidad es donde quizá el fotomontaje nos resulte más familiar hoy en día. A partir de esta técnica los publicistas crean imágenes extrañas y maravillosas, y dotan de magia imágenes tomadas de la cotidianidad.

El fotomontaje digital

En el fotomontaje clásico no importaba que se notaran las “costuras” en la imagen final (el rastro del recorte), y la falta de integración visual entre los diversos elementos que componían la imagen. Todo esto se justificaba en función del sentido que la imagen tomaba como relato construido con una determinada intencionalidad. El falseamiento era evidente. No había intención de engañar a nadie, y se asumía el carácter seanconstruido de la imagen.

En cambio, la fotografía digital funciona, casi siempre, como una especie de fotomontaje tecnológicamente más avanzado que pretende disimular de manera sistemática los puntos de sutura entre los distintos fragmentos seleccionados y fusionados. Ya no se distinguen los “tijeretazos”, sino que vemos imágenes que se integran, ocultando el proceso de manipulación. Esto permite que este mundo digital, reconstruido por completo en una computadora, parezca real a pesar de esa segunda génesis virtual. Ésta es una de las grandes diferencias entre la fotografía tradicional y el fotomontaje virtual, pues aunque la imagen pueda ser manipulada en el momento de la toma, la fotografía documental no admite éticamente la posibilidad de manipulación a posteriori tras su obtención.

En la actualidad existen muchos artistas que se dedican al fotomontaje digital. Por ejemplo Sean Hillen o Pedro Meyer, fotógrafo mexicano. Puedes ver fotomontajes digitales de artistas contemporáneos en www.zonezero.com. Asimismo, en Internet es común encontrar sitios de todo tipo donde puedes practicar tu propio fotomontaje digital interactivo.


Los orígenes del fotomontaje en México

tinaA principios del siglo XX hubo prácticas primarias de fotomontaje en la prensa, donde se mostraba como un divertimento plástico. Pero es hasta la década de los treinta de ese siglo cuando se usó de manera abiertamente combativa y con implicaciones políticas. A Tina Modotti se le deben los primeros planteamientos realizados en México para que el uso artístico social del fotomontaje. A fines de los veintes, Modotti mostró en las páginas del periódico comunista El Machete los primeros fotomontajes en México, muy simples todavía y que consistían de dos imágenes unidas para dar un mensaje político claro. (Por ejemplo, Pobreza y elegancia, ca. 1928).

El fotomontaje en México va a estar muy influido por las propuestas vanguardistas europeas y norteamericanas. Éstas exaltan la vida moderna (la máquina, la herramienta, el trabajo, la fábrica y aún los objetos orgánicos) desde la experimentación visual. Los vanguardistas de la fotografía mexicana (Agustín Jiménez, Lola Álvarez Bravo, Emilio Amero, Antonio y Rafael Carrillo) harán uso y difundirán el fotomontaje.

La revista Futuro , que comenzó a publicarse a finales de 1933 y fue dirigida por Vicente Lombardo Toledano, se basó principalmente en el uso del fotomontaje para denunciar la explotación de obreros y campesinos y para transmitir todo tipo de mensajes políticos. En Futuro además se destacan los fotomontajes del fotógrafo alemán llegado a México Enrique Gutmann, quien se especializó en “montar” imágenes de multitudes obreras con consignas sociales. El español Josep Renau —llegó a México en 1939 y también colaboró en Futuro — , se cuenta entre quienes hicieron propuestas al lenguaje del fotomontaje en México.

En 1935 se organizó en México la Primera exposición de carteles y fotomontajes. Aquí Lola Álvarez Bravo lolamostró su célebre obra El sueño de los pobres. En la década de los treinta, recurrieron al fotomontaje grupos artísticos con intereses político sociales como fue la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR); en su revista Frente a Frente pueden verse varios ejemplos de este medio de expresión .

La Segunda Guerra Mundial ofreció a la ilustración fotomontajista mexicana un amplio despliegue del discurso político. En este panorama deben mencionarse dos revistas de muy corta duración llamadas 1945 y 1946, que también exponen fotomontajes como crítica gráfica dedicada a crear conciencia social en México. En estas publicaciones mostraron su trabajo de composición fotográfica los hermanos Mayo, y en el primer número de 1946 apareció el Obrero en huelga asesinado (1934), de Manuel Álvarez Bravo.

En el medio de la propaganda política oficial, es a partir de la campaña política del presidente Lázaro Cárdenas cuando comenzó a usarse de manera intensa en la prensa así como en revistas oficiales, como El Maestro Rural. Durante el gobierno de Miguel Alemán Valdés se utilizó con gran éxito para promocionar la obra pública federal, por ejemplo de la construcción de la Ciudad Universitaria. En otro ámbito se usó para la promoción turística de México, pues se divulgaron composiciones donde, por ejemplo, se reunían imágenes de ruinas arqueológicas, con iglesias coloniales y edificios modernos.

Fuentes:

  • Dawn, Ades: Fotomontaje, Barcelona, Editorial Gustavo Gili, 1976.
  • Rodríguez, José Antonio: “El fotomontaje en México: una actitud sociopolítica” en Los pinceles de la historia. La arqueología del régimen, 1910-1955, Catálogo de exhibición, México, Museo Nacional de Arte, INBA, 2003.

12 comentarios:

Gabriela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriela dijo...

Hola
felcidades por tu blog, en especial estoy buscando el título de un libro de fotomontajes editado por GG donde el tema principal son obras que denuncian las intervenciones estadounidenses a países latinoamericanos, también toca temas sobre el racismo y el KKK, yo tuve ese libro cuando estudiaba diseño.
Lo perdí, y hoy quiero comprarlo, pero no me acuerdo del nombre del autor, ¿será el que mencionas de Ades?
Ojalá me puedas dar un pista o referencia.
Gracias
Gabriela Dante

Esteban dijo...

¡Excelente la creación con fotomontaje"
La expresión del ser humano es única, la creación es una habilidad que nace del sentimiento y de la razón.
Hasta pronto

edithcobaev14 dijo...

Es indudable que las imágenes son un apoyo para generar aprendizajes, y al leer los comentarios vertidos la mayoría estamos de acuerdo que propician y apoyan los aprendizajes sobre todo los escolares y en la actualidad en la que los jóvenes están acostumbrados a un modo muy distintos de trabajar ya que ellos utilizan mas la tecnología y para ellos es mas cotidiano relacionar lo visual con las líneas y lo auditivo

Ricardo Grijalva dijo...

Las imágenes son un gran descubrimiento logrado por algunas personas en años atrás, los cuales nos permiten interesarnos en lo que nos quieren comunicar, son llamativos, atractivos, captan la atención de los que los estamos viendo, nos permiten lograr un aprendizaje más significativo, por lo cual se ha estado utilizando en muchas partes y sobre todo en la educación para mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje.
Los fotomontajes resultan muy interesantes y atractivos porque se salen de la realidad, permitiendo ver ya sea nuestros rostros en otros cuerpos ya sea atléticos, fuertes, con otros vestuarios, etc. He tenido la oportunidad de realizar algunos fotomontajes a través de un software que encontré en un CD de instalación de una Web Cam, y es muy interesante observar las fotografías resultantes.
Hasta luego.
Ricardo Grijalva.

Rebeca Lòpez Gòmez dijo...

Saludos...

Quiero expresarte que es increible las forma en que se utiliza èsta tecnologìa y franamente es impresionante las adecuaciones y aplicaciones que se pueden implementar dentro de la educaciòn a mi me llama mucho la ateniòn el hecho de que puede uno crear hasta una gran diversidad de historietas a traves del fotomontaje y ni que decir para interpretar quizas hasta una teorìa o la interpretaciòn de lacreaiòn de una ley o principio, mi sentir es muy positivo pues de repente es perturbador y en momentos es motivador te naen muchas inquietudes y curiosidades.
Felicidades sus tècnicas son muy buenas.
Atte. Rebeca Lòpez

daniel dijo...

Daniel Montoya.

Aunque la técnica del fotomontaje se remonta a los inicios de la fotografía clásica, ahora en los tiempos de la fotografía digital está más viva que nunca, sus posibilidades expresivas son más amplias que nunca por la posibilidad de manipular las imagenes.

En mi caso como profesor la técnica me podría auxiliar para formar materiales gráficos que no existen como tales; es decir: se puede juntar más de un elemento para formar una imagen con fines didácticos.

saludos, al autor de este articulo.

Lucía López C. dijo...

Las artes visuales es una herramienta de apoyo para la enseñanza-aprendizaje; esta técnica en los estudiantes será motivadora e interesante, hace que los alumnos sean creativos, críticos, participativos, observadores y entre ellos exista una colaboración y así lograr el objetivo de la actividad e investiguen más; y en el fotomontaje se requiere que el estudiante explore más allá pues esta técnica requiere de varias fotografías juntas o parte de ellas, además de los colores, es interesante para el docente como para los estudiantes; la combinación de las fotos me parece increíble porque cada uno las interpreta de diferentes maneras. Ahora con el uso de la tecnología el fotomontaje es divertido porque interactúa con varias aplicaciones.
Saludos
Lucía López C.

Hugo Ramos Angeles dijo...

Saludos a tod@s
Esta técnica resulta muy interesante, ya que si la aprovechamos correctamente podremos expresar muchas ideas que con la palabra en ocaciones no podríamos causar el mismo efecto. Sin embargo, combinar adecuadamente la parte conceptual con la grafica nos permitirá desarrollar una mejor comunicación que logre los efectos que deseamos para que los jóvenes puedan desarrollar habilidades, destrezas, actitudes, aptitudes y el bien convivir. Para que logren desarrollar las competencias necesarias e integrarse a la sociedad.

Hugo Ramos Angeles dijo...

Saludos a tod@s
Esta técnica resulta muy interesante, ya que si la aprovechamos correctamente podremos expresar muchas ideas que con la palabra en ocaciones no podríamos causar el mismo efecto. Sin embargo, combinar adecuadamente la parte conceptual con la grafica nos permitirá desarrollar una mejor comunicación que logre los efectos que deseamos para que los jóvenes puedan desarrollar habilidades, destrezas, actitudes, aptitudes y el bien convivir. Para que logren desarrollar las competencias necesarias e integrarse a la sociedad.

Atentamente Hugo Ramos Angeles

Santiago Torres dijo...

el fotomontaje se puede componer de varias imagenes, estas imagenes no solo se pueden cortar tambien se pueden modificar.
se pueden cambiar colores o modificar el cuerpo si es el caso de una persona en la fotografia.
en la actualidad muchas personas lo usan para muchas cosas en las cuales como aunmentar el tamaño, etc......
andres santiago torres 11-3
se empezo antes del siglo xx, al principio se uso pra campañas politicas , ahora se usa para hacerle pulicidad a todo.

addon29 dijo...

el tema es muy intereante y bueno ya que sale de la rutinario que siempre enseñan y aprendemos algo nuevo que sirve mucho ademas de que podemos ayudar o usarlo en la vida cotidiana y aprender diferente cosas de ello e identificar cuales son los fotomontjes